Producción de espectáculos en PUERTO VALLARTA

La Música Salsa en Puerto Vallarta crece a pasos agigantados, ya son cientos de amigos que buscan diariamente donde disfrutar, aprender y convivir con otras personas más capacitadas en este estilo.

Según información encontrada en es.wikipedia.org y hoy abordada aquí con mucho respeto: La Salsa es un género y cultura musical, desarrollado por latinoamericanos, que presenta las siguientes características:

Ritmo: Utiliza como base el mismo patrón rítmico del son cubano.

Melodía: Presenta una mezcla de rasgos melódicos cubanos con rasgos melódicos del jazz convencional y del folclor latino.
Armonía: Acopla rasgos armónicos cubanos con ciertos rasgos de jazz y músicas latinas.
Instrumentación: Usa instrumentos cubanos popularizados desde los años 20?s : pailas o timbales, bongó, güiro cubano, cencerro, dos maracas (en otras regiones sólo se usaba una), el instrumento afrolatino conga, y los instrumentos piano, contrabajo, trompeta y trombón.

La Salsa es un género y una cultura gestada en países latinos, principalmente República Dominicana, Cuba, Puerto Rico y Colombia, pero con cuna indiscutible en New York City.

Es muy importante saber que la Salsa debe ser abordada mas allá de un simple patrón rítmico, o más allá de la clave; debe ser vista como todo un fenómeno cultural, étnico, armónico, y ante todo, mixto y popular, pues la salsa nace en la barriada, en la pobreza.

Y es básico diferenciar tanto cronológicamente como musicalmente el llamado “Latin Jazz” de la Salsa. Para describirla de una manera un tanto escueta, la Salsa, musicalmente hablando, fue propulsada por influencias musicales de varios estilos nativos antillanos, como la guaracha, la bomba, el guaguancó, el mambo, chachachá, y el son montuno o la música Jibara, indistinguibles para la mayoría de la gente. La salsa principalmente incorpora en su base, rasgos armónicos de la música aborigen caribeña y elementos rítmicos de la música afro-americana como el Jazz y el Soul.

Sobre el origen del termino “Salsa” hay mil teorías, aunque ninguna probada como absolutamente cierta. La más aceptada data de 1933, cuando Ignacio Piñeiro utilizara por primera vez el término, en un tema del son cubano titulado «Échale Salsita» . Pero no es sino hasta los años 60´s cuando se diera el “boom” terminológico de la palabra “salsa” como definición de un género musical, por la colaboración de la famosa orquesta Fania All-Stars dirigida por el dominicano Johnny Pacheco quien junto al desaparecido abogado Jerry Masucci fundarían el importante sello salsero Fania Records.

Para hablar de la salsa, es importante tomar en cuenta grandes musicos intrumentistas como Compay Segundo. Guitarrista, clarinetista y compositor.

Francisco Repilado Muñoz, el gran Compay Segundo, nació el 18 de noviembre 1907 en la playa de Siboney, ubicada en la provincia Santiago de Cuba. Siendo un niño, su familia se estableció en la ciudad de Santiago, donde aprendió el oficio del tabaco. Al mismo tiempo, recibió clases de música con el joven maestro Noemí Toro, quien le animó a tocar cualquier instrumento. Es así como comenzó a estudiar el clarinete.

En 1929, hizo su primer viaje a La Habana, como clarinetista de la Banda Municipal de Música para participar en la inauguración del Capitolio Nacional.

Su segundo y último viaje a la capital tuvo lugar en 1935 junto a Ñico Saquito y su estrella cubana. Algún tiempo después, viajó a México para unirse a Lorenzo Hierrezuelo, también de Santiago, y juntos fundaron en 1942 el muy popular compadres “Los Compadres” en el dúo Hierrezuelo fue la voz prima (“Compay Primo”) y Francisco Repilado la segunda voz (“Compay Segundo), y este alias siempre marcó su presencia artística.

También se unió a “Los Ases Seis” sexteto, el “Cuarteto Cubanacán”, y se presentó como clarinetista de la Banda Municipal de Santiago de Cuba. En 1956, creó el “Compay Segundo” grupo con el que actuó hasta su muerte.

Además de tocar el tres, la guitarra y el clarinete, Compay Segundo también tocó el armónico, un instrumento híbrido entre la guitarra y el tres que él mismo creo.

A lo largo de su vida artística, se presentó la más amplia gama de géneros musicales cubanos, tanto como intérprete y ejecutante, pero era un verdadero maestro del son cubano, la inserción de su naturaleza cubana en los textos, las armonías y melodías que siempre se muestra la esencia musical de la región oriental del país. Guarachas y boleros añadido a sus valores creativos.

Cuando tenía noventa años de edad, llegó a los titulares una vez más con su voz profunda y melódica convirtiéndose así en uno de los artistas más aclamados a nivel internacional. En 1998, durante la grabación del “Buena Vista Social Club”, su presencia fue redescubierta por el público de todo el mundo y en los años siguientes viajó por todos los continentes con un éxito rotundo.

Él es el autor de sones conocidos como “Chan Chán”, “Macusa”, “Sarandonga”, “Saludos, Compay” y muchas otras piezas. Francisco Repilado murió en La Habana en 2003. Su desaparición física fue una pérdida sensible para la música cubana. Pero los músicos de la “Compay Segundo” grupo siguen realizando para mantener viva el alma de la música tradicional cubana.

Fuente informativa: cubamusic.com

BlinkListDeliciousDiggfacebookGoogleNewsvineRedditStumbleUponTechnoratiBlogmarksSimplyTweet This
Noticias