La Música Cubana.

En la música cubana, se evidencia una amplia gama de géneros, variantes y estilos que abarcan desde sus nebulosos orígenes hasta el reconocimiento universal de que goza hoy en día.
Su origen es muy diverso, debido a que en su integración participaron tanto las etnias indocubanas como las españolas, ejerciendo estas últimas una mayor influencia, pues durante el período de la colonización ocurre un proceso de sincretismo cultural muy significativo como resultado del fenómeno de poblamiento necesario para el desarrollo político, económico y social del “Nuevo mundo”.
 A partir de este choque de culturas y con la inclusión de pobladores de otros territorios, fundamentalmente de los esclavos africanos, se fraguan naciones que aportarán posteriormente la nueva herencia cultural cargada de un híbrido de razas, religiones, idiomas y nuevas tendencias musicales.
Como todo fenómeno de gestación, la música cubana pasó por varias etapas, que comienza su curso en los rituales de los primeros pobladores y da sus siguientes pasos durante el período de colonización, abarcando desde el siglo XV hasta finales del siglo XIX, donde se precisa destacar el papel de la cultura española y la africana, las primeras festividades y representaciones teatrales, los primeros centros de estudios musicales, la presencia de la mujer en esta manifestación, las figuras representativas, la evolución de los instrumentos, el surgimiento de el Himno Nacional de Cuba, la inclinación patriótica de los músicos populares y la vinculación con los sucesos políticos y sociales acontecidos a lo largo de la historia.
Te invitamos a convivir en una gran fiesta cubana, donde el anfitrión de la fiesta es La Música CubanaLa Música cubana

Influencias musicales:

De las culturas nativas quedaron elementos musicales como el Areito.

Los esclavos africanos trajeron distintos géneros musicales basados principalmente en instrumentos de percusión. Las raíces de mucha de la música cubana están en los cabildos que eran asociaciones étnicas que reunían los grupos de esclavos africanos de diferentes proveniencias (Igbos, Araras, Bantu, Yorubas). Los cabildos se vieron obligados a unirse con la Iglesia Católica lo que dio origen a la religión de la Santería. En la Santería cada Orisha se asocia con colores, emociones, santos católicos y  toques de tambores (para llamar a los ancestros).

Los inmigrantes chinos aportaron el cornetín chino.

Los inmigrantes europeos trajeron fandangos, zapateos, canciones de España y otros ritmos europeos como el vals, el minuet, la mazurka.

Desarrollo musical:

Música clásica La partitura musical más antigua recuperada es La Ma-Teodore con elementos de formas eclesiásticas y canciones folclóricas del siglo XVI. Varios compositores florecieron en el siglo XVIII y XIX con claras influencias europeas barrocas. Algunos músicos empezaron a incorporar elementos y técnicas afro-cubanas.  A principios del siglo XX floreció el prodigio del piano Ernesto Lecuona (1895-1963) considerado la mente musical más grande de Cuba. Su canción más famosa es la Malagueña que es parte de su Suite Española. El maestro compuso ocho zarzuelas cubanas  entre las que más se destacan  María la O, Rosa la China, Lola Cruz, y El Cafetal.

Mientras tanto el son, el danzón y la canción cubana tradicional,

La música campesina o guajira es una forma rural de improvisación.(Celina González) La guajira es parte de la música campesina que se desarrolló en el siglo XVIII. La Guajira apareció a principios del siglo XX. El instrumento musical es el tres (estilo de guitarra)

El son se desarrolló en las zonas rurales de Oriente. Se caracteriza por un ritmo africano, un estilo poético en las letras y el uso de instrumentos como la guitarra. En la Habana el  son adquirió una nueva forma  consistente en una parte cantada al inicio y luego  la parte alternante o montuno, con un aire más rápido. A partir de estos  préstamos, primero en el danzón y luego  de los estilos de cancion, el son  ha estado  presente en todos los cambios de estilos,  fusiones, innovaciones de la música bailable cubana incluida la salsa.

El Danzón es un género bailable derivado de la danza criolla popular en la segunda mitad del siglo XIX. Se representa con mayoría de instrumentos de viento, con piano, flauta, violines y percusión cubana. El danzón es un género bailable que se cristaliza entre fines del siglo XIX y principios del  XX. Es un resultado de la transculturación de la contradanza europea que nos llegó a fines del  siglo XVIII por vía de las cortes españolas, las migraciones de franceses de Haití y la Louisiana. Es precursor del chachachá y del mambo El danzón es el género musical en el que la influencia europea es mas evidente. Es un baile elegante similar a la contradanza.

La guaracha es un género de canción  jocosa que apareció a fines del siglo XVIII  como canción muy popular que describía tipos y costumbres. En el siglo XX, al aparecer el son, se convierte en género bailable conservando sus características de crítica social y humor. La guaracha es un tipo de canción graciosa que apareció a finales del siglo XVIII como canción popular que describía costumbres.

El bolero nació a finales del siglo XIX en Cuba, como un heredero del bolero español pero con sus propias características musicales. Su desarrollo pronto se vio marcado por la dicotomía que lo ha caracterizado a lo largo de su historia.

El mambo es uno de los estilos musicales originados en Cuba más populares de mediados de la década de 1950. Se baila siguiendo un ritmo sincopado y se caracteriza por presentar un tiempo de silencio en cada compás, que se corresponde con una pausa en el movimiento de los bailarines. A mediados de los años 1950 la fiebre del mambo alcanzó su grado máximo. En Nueva York el mambo se practicaba con un estilo sofisticado que ponía a saltar al Palladium Ballroom. El mambo toma elementos rítmicos del danzón de nuevo ritmo y añade la sonoridad del conjunto jazzband, en el que los instrumentos de viento “las trompetas–, realizan esquemas percutivos que enfatizan los elementos que en sus antecedentes “el son, la rumba–, ejecutaban el bongó o las tumbadoras. Los saxos y los trombones protagonizan un tumbao en el ritmo que caracteriza este género bailable. Fue popularizado por Dámaso Pérez Prado en México con su orquesta jazzband.

El chachachá es un ritmo cubano creado en los años 50 como derivación del mambo. Rápidamente se convirtió en un baile popular y de salón y su nombre es la reproducción onomatopéyica de los pasos al bailar, usualmente tres pasos a la derecha y luego uno a la izquierda. Más fácil de bailar que el mambo, con un ritmo más cuadrado y el contratiempo característico en el tercer golpe, se extendió a Europa, antes de ser destronado a principios de los años 1960 por la pachanga y el boogaloo.

La rumba es tanto una familia de ritmos musicales como un estilo de danza traído desde África.  Hay tres variantes principales del complejo de la danza denominada rumba cubana: el Guaguancó (La Habana), la Columbia (Matanzas) el Yambú (Matanzas). La instrumentación para la rumba incluye tres tumbadoras (la tumbadora es un tambor inventado en Cuba que, a diferencia de los africanos, tiene llaves; se puede afinar, y escribir partituras) y dos palillos que repiquetean sobre una caja de madera. Dos de los tambores marcan el ritmo básico; la tercera tumbadora llamada quinto (que se afina más alto), da los golpes improvisados, los floreos dirigidos a los bailarines. La rumba es un baile de pareja, cuyo origen se remonta a los bailes de diversión que tenían los esclavos. Es precursora del guaganco  Se ejecuta con tres tambores estilo tumbadora: conga, tres-dos y quinto. Además el grupo tiene uno o varios solistas que cantan textos conocidos o improvisados alternando con el coro de voces de los asistentes.  Es uno de los géneros actuales más cercano al antecedente africano. La rumba es una forma de música improvisada y espontánea proveniente de los puertos de la Habana y Matanzas. La palabra viene del verbo rumbear que significa pasarla bien, ir de fiesta. El guangaco es una forma de rumba.

El guaguancó es un tipo de rumba que representa una fusión de varios rituales profanos afro-cubanos. La gran mayoría de los guaguancós eran composiciones anónimas. Las más antiguas datan de finales de la era colonial española de la Isla. A pesar de sus ritmos netamente africanos, el guaguancó revela ciertas influencias españolas, especialmente en sus manifestaciones flamencas. El guaguancó tiene también alguna relación musical con el “cante hondo”.

Nueva Trova Cubana es el nombre que recibe un movimiento cultural y musical que se genera a fines de la década de los 60. Se trata de cantautores claramente comprometidos en la defensa de la Revolución Cubana, si bien con algunas críticas ante temas concretos.

Instrumentos musicales:

Los instrumentos más importantes fueron las claves, los tambores bata y las congas. El cabildo Lukumi volvió famosos los tambores bata y los conjuntos de abwe. El cabilodo Kongo usaba tambores yuka de donde provino la rumba.

Tambores Bantu: Los grupos del conglomerado bantú fueron numerosos, y por su fortaleza fueron destinados a trabajos en las plantaciones, por eso casi todos sus cantos son rurales. Los tambores yuca, que se hacen de distintas partes de un solo tronco de aguacate o almendro.

Musica de los YorubasLos tambores batá (originarios de Nigeria), que resultan los más sagrados; los güiros o abwes o chekeré que son instrumentos hechos de grandes güiras con mallas exopercutientes. Los tambores batá  tienen  la forma de reloj de arena y se percuten por los dos parches que tienen en los dos extremos.

BlinkListDeliciousDiggfacebookGoogleNewsvineRedditStumbleUponTechnoratiBlogmarksSimplyTweet This
Noticias